Seguidores

INSTITUCIONAL

miércoles, 24 de septiembre de 2014

El cerro de la Fe

Inmaculada Madre del Divino
Corazón Eucarístico de Jesús

La Inmaculada Madre del Divino Corazón Eucarístico de Jesús o la "Virgen del cerro" como a menudo se la siente nombrar fue la protagonista de esta experiencia vivida hace apenas unos días en la ciudad de Salta.

Peregrinamos sabiendo de distancias pero movidos por una profunda necesidad de estar cerca de nuestra Madre. Ella nos convocó y quien podría resistirse a tremenda invitación.
Tuvimos un excelente viaje, llegamos a la ciudad de Salta y después de haber dejado nuestro equipaje salimos a recorrer la ciudad, hermosa por cierto... Participamos de la Santa Misa y nos dispusimos a preparar la mochila para, al día siguiente, muy temprano, subir al cerro...
Así lo hicimos. El suelo era desparejo .Las raíces y piedras obstaculizaban el camino pero siempre teníamos un peregrino cerca dispuesto a tendernos una mano. Cuando llegamos al santuario fue increíble. Más de 100.000 personas nos dijeron después... Y un silencio y una paz poco habitual. Las personas se distribuían entre los confesionarios, la visita a la capilla donde se encuentra la imagen o para recibir la oración de intercesión de parte de la Sra, María Livia... Largas horas de espera y de ofrecimiento . El rezo del Santo Rosario y la presencia de María . Ni el sol ni el ayuno apagaban el entusiasmo de la gente . Rostros que pasaban de las lágrimas a las sonrisas, de la emoción a la paz, del dolor a la esperanza...
Nunca tengo ideas muy brillantes pero esta vez creo que llevar una revista de mi escuela fue muy acertada. Quería ponerla en la caja de intenciones junto a mis peticiones personales. Un rato sentada en el suelo, comencé a dar vuelta sus páginas y aparecieron los rostros de todas las personas que le dan vida a esa comunidad educativa...Fue muy emotivo tener la posibilidad de poner en brazos de la Virgen a cada uno de ellos...
Todo lo vivido ese día en el cerro fue sumamente especial... Agradezco a Dios haber tenido la posibilidad de vivirlo además con la compañía de seres muy especiales para mí.
Sentir la presencia de la Virgen tan cerca pidiendo a su Divino hijo por nosotros y diciéndonos que podemos caminar en paz a pesar de la tormenta fue una experiencia que llenó mi corazón de amor y esperanza.
Cuando puedas, visitá el Cerro de la Fe, María te espera para abrazarte...

No hay comentarios:

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin