Seguidores

INSTITUCIONAL

sábado, 10 de mayo de 2008

¿ Está mal ser exigentes ?

Como sociedad apostamos a los niños y a los jóvenes para que se encarguen de mejorar el futuro cayendo en la contrariedad de que cuando son sometidos a exigencias o nuevos desafíos, sentimos compasión y justificamos la imposibilidad de enfrentarlos.
En la escuela muchas veces parecería que la exigencia y la seriedad fueran incompatibles con el afecto. Esto obviamente de ningún modo es así.
Los niños no se trauman porque tengan que resolver situaciones nuevas y enfrentarse con nuevos conocimientos, al contrario, eso los estimula y pueden valorar que de los "fracasos" también se aprende y que no todo siempre tiene que salir como lo esperaban.
Cuando comenzamos el año propuse como actividades una pequeña evaluación escrita de cuentas semanal y aprovechar algunos contenidos para que empiecen a expresarse con más soltura en el lenguaje oral.
En algún momento se me planteo si esto no generaría una situación estresante en los alumnos por saberse evaluados de esta manera.
Posiblemente las primeras semanas hayan sentido una especie de "presión", pero no es mala a mi modesto entender.
Los logros se ven semana a semana y lo más importante es que ellos comienzan a ver con naturalidad y confianza el hecho de la evaluación, aprenden de sus errores y tratan de superarse sabiendo que la próxima semana habrá otra oportunidad para poder demostrar que puedo mejorar, que puedo hacerlo...
Los que tenemos hijos en edad universitaria nos enfrentamos a diario con situaciones difíciles de sostener ya que ellos se consideran "imposibilitados" de enfrentar este nuevo desafió.
Estamos corriendo el serio peligro de educarlos para el "conformismo" sin enseñarles que los verdaderos logros cuestan y que hay que esforzarse para conseguirlos.
Es comprensible que como padres tratemos de facilitarle el camino...pero cuidado con esto, la vida está llena de obstáculos que en algún momento se presentarán, y serán ellos los que deban decidir, equivocarse y volver a intentar, una conducta complaciente de los padres no les permitirá crecer y fortalecerse ante la adversidad. La mente crece resolviendo problemas...
Hoy nos enfrentamos al "facilismo". La televisión nos vende a diario " que hay que bailar para obtener un sueño", y no siempre el sueño se obtiene bailando sin que el baile implique, trabajo dedicación, esfuerzo e inteligencia, perseverancia y constancia.
Es imprenscindible que comprendan que una actitud cómoda y simpática no les ayudará a explotar al máximo sus posibilidades ni poder desarrollar los potenciales que cada ser individual posee dentro de sí mismo.


LA EXIGENCIA NO ES INCOMPATIBLE AL AMOR


¿ Entendieron pibitos?

2 comentarios:

RUBEN LUIS CASTEJON dijo...

HOLA CECILIA: COMPARTO LO QUE DECIS EN ESTA ENTRADA, SIN DUDA ALGUNA LA EDUCACION DEBE CUMPLIR LAS METS QUE AQUI EXPRESAS. EXITOS

rrr??? dijo...

Hola Cecilia: soy el coordinador de Carlos , el profesor del CAIE que publicó tu experiencia con los chicos amasando fideos y los textos instructivos: qué buena experiencia me hizo acordar a una pelicula francesa que se llama "Ser y Tener" si tenes el Ares la podes bajar. TE fellicito por el blog y tus ganas de hacer y seguir adelante con creatividad.Carlos ya te hará los coemntariso del texto.Saludos de Buenos Aires.
GAbriel

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin