Seguidores

INSTITUCIONAL

jueves, 28 de octubre de 2010

Lo que el Censo nos dejó...

27 de octubre, 7.45 hs. un grupo humano excelente se disponía a trabajar en el censo de población y viviendas 2010. Puntuales, responsables, a la hora señalada todos estaban ahí...
Partieron después de algunas recomendaciones de la "jefa más responsable" y un par mías jaja.
A lo largo del día realmente pasaron cosas movilizantes... De cualquier manera todos cumplieron a la perfección su trabajo, se desempeñaron con excelencia. Recorrieron sus segmentos y volvieron las veces que fueron necesarias para que nadie quedara sin censar.
Pasaron por el fresco de la mañana, el templado de la tarde, el viento vuela planillas y hasta algunos se cruzaron con doña lluvia.
Estuvieron en contacto con la gente, la gente los esperaba...
Volvieron cansados pero con la misma sonrisa que tenían al salir.
Todos coincidieron en que fue una linda experiencia, todos se enriquecieron de la misma y eso no es un dato menor.
El mandato fue "elijan a los mejores" (qué ojo que tenemos!!)
Quiero agradecerles a todos de corazón, fue un placer haber trabajado con ustedes.
Con gente así "cualquiera es jefe" ;)
Mi agradecimiento también a nuestra jefa de fracción, Adriana Calvigioni, por confiar en nosotras.


Algunas fotos, más en feibuk, me gusta ...

"Tenerle miedo al censista es como tenerle miedo al cuco"




También hubo mates...
y muuuuchas planillas!!!
y muuuchas cajas!!

4 comentarios:

Luis dijo...

Yo también censé Cecilia, fue una experiencia agotadora pero dignificante

FELICITACIONES

Bocha... el sociólogo dijo...

A mi lo que me dejó el censo fue una gripe terrible... el sol me mató, estoy en cama, con fiebre, tos y mocos;... aparte la bolsita de mier... que nos dieron con ese manijón, y como frutillita del postre me quisieron robar... me salvo el Aikido ¿podés creer vos? varias de mis compañeras censistas no corrieron mejor suerte.

O sea, ¿qué me dejó el Censo? que seguimos en el tercer mundo, que hay vivos que se aprovecha de todo y que la prensa le dió mucha manija al tema de la credencial y el documento y de que no era obligatorio dejar pasar al censista a la casa... ahora bien con tres planillas para llenar por domicilio y sus respectivos hogares tuve que censar a familias numerosas escribiendo agachado sobre un pilar de 20 cm de alto. Tuve que completar 2 cuadras completas empezando a las 8:30 y terminando a las 19:15 hs, casi 11 horas, sin parar y solamente con el desayuno en la panza.

Gracias a todos y de corazón no hago más un Censo, simplemente por que de acá al próximo me encontrará con diez años más y ya no estoy para estos trotes y exponerme a tantas situaciones adversas. Por lo menos se que el que me quizo robar debe estar tratándose de enderezar el brazo.

¿ésto es dignificante?... sí, me siento re dignificado!!!!

Ups, perdón si me descolgué mal, pero sentí la necesidad de decir estas cosas aquí!!!

Saludos rituales, Bocha.

Cecilia Silvia Aguirre dijo...

Gracias Luis por pasar a visitar mi blog, me alegra mucho que hayamos tenido la misma experiencia. Saludos y gracias por comentar.

Profe Bocha el censo te destruyó!! Posiblemente titulé mal la entrada, debería haber puesto " Lo que el censo nos dejó... a nosotros y a algunos otros"
Lo de la gripe es la edad...;) lo demás realmente me parece terrible. Lamento muchísimo que todo eso te haya pasado, es natural que tomes la experiencia censal como traumática después de esa vivencia.
Acá y por lo que dice Lius en sus pagos también tuvimos la bendición de correr otra suerte.
La gente esperaba a los censistas con mucho respeto y amabilidad. Entre mate y mate sentían la necesidad de transmitir muchas cosas de las que vivían a diario y no hubo, por lo menos en la fracción en la que yo trabajé ningún tipo de inconvenientes.

Dentro de diez años a lo mejor " el hombre nuevo" ya está en marcha y te convencemos para censar de nuevo ;)
Que te mejores prontito de tu gripe y gracias por utilizar este espacio para expresarte.

Bocha... el sociólogo dijo...

Dentro de diez años soy jefe jaaaaaaaaaajaja

pataleo pataleo y siempre termino censando.. sin duda que para la sociología un censo es un excelente intrumento para palpar la realidad y poder ver in situ la realidad de los hogares.

El primer comentario fue para el desahogo.

Pero creo que bien vale la crítica de que hay otros medios para censar cosa a la que no estamos acostumbrados y que se dignificaría aún más la tares del censista. Reificar o cosificar los modos o métodos no es parte del hombre nuevo ya que todo debe estar en constante construcción... Che, el Hombre Nuevo también patalea... y desde el comienzo : )

Gracias por la oreja y para salvar este segundo comentario: a los vecinos que me atendieron muy bien luego del asalto... GRACIAS!!!

Firme y Digno, Bocha.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin