Seguidores

INSTITUCIONAL

miércoles, 6 de enero de 2010

Creatividad del amor

Realmente publicar el contenido de esta nota extraída del diario EL NORTE de San Nicolás, me llena de emoción y orgullo.
Particularmente conozco a Damián desde muy pequeño, además fui su catequista .También conozco a su familia a la cual aprecio mucho y sé lo feliz que debe sentirse al contemplar este trabajo de compromiso y entrega de nuestro joven sacerdote que siempre se ha sabido ganar el respeto y el cariño profundo de quienes han estado y están a su lado.
No tengo demasiadas cosas para decir, caería en la redundancia. Los invito a que lean como describen el trabajo de Damián, es absolutamente fantástico, les va a correr un escalofrío.


El artículo describe, de forma simple aunque profunda, una buena noticia que acontece en las costas del arroyo Yaguarón. Se trata de una propuesta sencilla, pero a su vez relevante.

Por Fernando Mújica

Tres de la tarde. El lucero de la mañana refleja sobre el agua dejando ver sus rayos que se extienden con la fuerza inextinguible del río. El viento hace sentir su presencia con una leve brisa que se percibe en los sutiles movimientos de los sauces. La costa está serena y el agua no deja de transcurrir encausada, aunque peligrosa. El silencio armonioso solo se interrumpe con el canto de algunas aves.
Diecisiete jóvenes se reúnen frente a esa bella estampa que encierra todo su misterio y su leyenda: el Yaguarón. Sus rostros hablan de sueños, aunque dejan traslucir algo de tristeza. Los dibujos y nombres tatuados en sus cuerpos encierran el misterio de lo oculto en sus vidas. Se escuchan pocas palabras. Parecen esperar a alguien.
De pronto todo ese silencio nostalgioso se convierte en alegría. Llega a la reunión un joven con aspecto distinto, con una sonrisa espontánea que irradia luz cual farol en medio de una noche sin luna.
Saluda afectuosamente uno por uno. Para todos tienen una palabra que hace que el silencio de sus vidas explote en comentarios vitales. La sensación es otra. Las miradas nostálgicas se colman de alegría auténtica.
El joven dirige unas palabra: "vamos a prepararnos". Los movimiento son rápidos. Bastaron solo segundos y todos estaban listos.
El joven líder, con movimientos ágiles, les recuerda que la vida es el don más bello. Su presencia habla de otra "Presencia", presente pero no visible. En el ambiente hay alegría y sueños. Su vida parece haber traído alas para volar hacia la conquista de la felicidad.
El nombre de este joven es Damián Vidano. Su felicidad deja traslucir una vida entregada generosamente. El es sacerdote por vocación y amigo de los pobres por elección.
El Padre Damián es un joven sacerdote católico, que desde hace seis años trabaja en la Unidad Penal de la ciudad de San Nicolás aunque conoce la realidad carcelaria de toda la provincia. Los jóvenes que lo rodean, son muchachos que han pasado por la experiencia de la cárcel y fueron atraídos por esa mirada llena de misericordia que les habla de sueños, de un proyecto de vida diferente.
Todoso ellos tienen o han tenido experiencias con las drogas. Están en la costa del Yaguarón para prepararse para la temporada de competencia de aguas abiertas que se avecina.
El instrumento que utiliza el padre Damián para dar batalla al flagelo de la drogadependencia es trabajar por medio del deporte. Ellos nadan para vivir ante la profundidad de las aguas oscuras del encierro y de la muerte. Ellos nadan para no ahogarse en las profundidades de la desesperanza.
Estos jóvenes luchan por vivir y encontraron en este amigo bueno, un compañero para la resocialización y la inclusión. La natación es la excusa por la que se reúnen y pasan momentos intensos entre deporte, competencias, diálogos profundos y amistad compartida.
Ellos no tuvieron la experiencia de la contención, no vienen de familias constituidas ni poseen refugios afectivos saludables, pero en este espacio pueden encontrarlos y en ese clima de fraternidad, fe, confianza y respeto pueden ser auténticos y mostrar sus emociones sinceras.
El padre Damián nada desde hace varios años en aguas abiertas y logró unir con creatividad su pasión por la natación, por Dios y su comprometido amor por los pobres en esta propuesta que posee tanta salvación como la fe misma que profesa.
Este testigo del amor de Dios nació en una pequeña ciudad al norte de la Provincia de Bs As llamada Colón y desde temprana edad quiso ser consagrado a Dios. Descubrió en la mirada de los pobres la misma mirada del Señor y en la cárcel el templo más sagrado donde Dios deja ver su rostro. Este apóstol de las cárceles vive y trabaja en los barrios más humildes de la zona sur de la ciudad de San Nicolás donde se ha ganado el cariño y respeto de toda su gente.
Pocos son los que saben sobre esta iniciativa sencilla como él, pero cargada de sueños e ilusiones como la que contagia a estos muchachos que la vida los dejó al borde del camino y hoy, gracias a este amigo, pueden volver al rodeo del peregrino que no cesa de buscar intensamente conquistar la felicidad.
El Padre Damián nos ha dado una lección de amor. Nunca es tarde para cambiar, nunca es tarde para dejarse mirar por la mirada misericordiosa que viene de lo alto y que nos dice que somos frágiles, pero siempre hay nuevas oportunidades. He aquí una pequeña y simple historia que acontece todos los días en estas costas de nuestra ciudad. Muchos nos quejamos sobre los altos grados de delincuencia, pero pocos son los que se animan, se arremangan y emprender con amor una lucha ante esta realidad.
Este es un hombre de Dios, sencillo y humilde, escondiendo en esa mirada aparentemente ingenua todo su conocimiento del dolor y la desesperanza. Damián nos enseña que con amor y pasión se puede lograr un mundo mejor, solo basta poseer sueños y perseguirlos con voluntad firme hasta alcanzarlos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin palabras! Damián es un orgullo colonense. Debería trascender esta noticia. Además es un gran embajador de nuestra localidad. Que Dios nos regale un poquito de ese corazón grande.- María

Anónimo dijo...

muy buena la nota! Quien la realizó? Es maravilloso lo que puede hacer un alma humilde y entregada a Dios y a los demás. No lo conozco a Damián personalmente, pero me emocioné mucho con esta buena noticia. Hacen falta muchos Damian para que nuestró mundo sea un poco mejor. Gracias por esta buena noticia

Anónimo dijo...

Me mocioné mucho al leer la nota. Realmente conmovedor. Que bueno que nos hayas compartido esta noticia. Muchas gracias Ceci, hace bien al alma.
Graciela

Cecilia Silvia Aguirre dijo...

REALMENTE ES UNA NOTA HERMOSA DE ESAS QUE ALIMENTAN EL ALMA... GRACIAS A TODOS POR DEJAR SUS COMENTARIOS, LOS MISMOS HONRAN ESTE ESPACIO

Anónimo dijo...

Ceci! Estoy sorprendida y emocionada por la nota, en medio de tanta violencia y marginalidad, que existan personas como Damián que sueñen con un mundo mejor y se comprometan con tanta entrega, es digno de reconocimiento.No lo conozco, pero ya le he tomado cariño. Tendriamos que proponer que esta nota salga por los medios locales, los colonenses deben conocer a este embajador de la ciudad que tan bien nos representa. Digno de nuestro reconocimiento. Alguien con contactos se podria ocupar de du publicación?. Gracias por darnos a conocer esta noticia. Cariños

Anónimo dijo...

Al leer esto uno queda sin palabras, realmente muy jugado y relevante. Personas como estas son las que necesita la patria para ser m{as justa y solidaria. Realmente enaltece el nombre de colonenese. Uno se siente orgulloso al saber que hay alguien que tan bien nos representa. Mis felicidades al P. Damián por su entrega y su profundo entiusiasmo por todo lo que hace con pasión y amor auténtico. Marcelo

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin